header print

Lee Esto y Deile NO Al Cigarrillo

Para los fumadores, dejar el cigarrillo puede parecer imposible. La mayoría de las personas que quieren intentarlo acuden a infinidad de métodos, desde pastillas hasta diferentes tipos de medicina alternativa como acupuntura o hipnoterapia. 

Los daños hasta los 40 años pueden ser reversibles, pero cuando pasa ese número, se puede detener el deterioro del organismo pero los daños son irreversibles. En los minutos posteriores a dejar el cigarrillo, tu cuerpo se empieza a sentir diferente y cuanto más tiempo pasa, mayores son las posibilidades de restaurar el daño y poner tu cuerpo en las condiciones en las que se encontraba antes de que comiences a fumar.
 

Esta es la evolución cronológica del cuerpo desde los primeros 20 minutos que pasas sin tocar un cigarrillo:

20 Minutos: Sorprendentemente, minutos después de dejar de fumar, tu cuerpo comienza a sentir la diferencia. Tu presión arterial y pulso comienzan a normalizarse, lo cual disminuye las posibilidades de un ataque cardíaco. 

24 Horas: Para este momento, el monóxido de carbono ha desaparecido de tu organismoy los pulmones comienzan la tarea de “limpieza”. Esto quiere decir que empiezan a trabajar para eliminar todo rastro de monóxido de carbono. Sólo un día después comenzarás a sentir la diferencia en tu respiración.

48 Horas: Toda la nicotina que se encontraba en tu cuerpo se va, permitiendo que las terminaciones nerviosas inicien el proceso de regeneración y te devuelvan el sentido del gusto y del olfato.
 
72 horas: Una vez transcurridos 3 días, la abstinencia de nicotina puede generar cambios de humor o irritación, pero sentir tu respiración lo compensará. A esta altura, los conductos que llevan el aire a los pulmones se relajan, permitiendo una respiración mucho más fácil y natural.

De 2 a 12 Semanas: Tu capacidad pulmonar mejora considerablemente. Podrás hacer ejercicio sin fatigarte, tendrás mejor circulación y función pulmonar, y los síntomas de abstinencia desaparecerán por completo.

De 3 a 9 meses: La función pulmonar aumenta un 10%, la tos y la dificultad pulmonar disminuyen considerablemente. Estarás más en forma, tendrás más fuerza y energía.
 
1 año: El riego de sufrir una enfermedad cardíaca se reduce en un 50%. Te vas acercando cada vez más a las condiciones físicas de un no fumador.

10 años: A esta altura tienes menos posibilidades de sufrir un derrame cerebral, el riesgo de producir cáncer de pulmón se ve reducido en un 50%.

15 años: El riego de sufrir afecciones cardíacas disminuye en gran medida, y en caso de que ocurran, ya no se deberán al cigarrillo. En este punto, tu condición física y de salud es exactamente la misma que la de aquellas personas que nunca en su vida han probado un cigarrillo. 


Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: